alergia-a-los-spoilers

Advertencia: Lo que sigue está lleno de spoilers. Si continúa leyendo es parte de su propia responsabilidad. Si se enoja por algo, la culpa es suya; no mía ni menos de Molécula.

– Gracias huevón, por cagarme la onda –fue el mensaje que recibí por Whatsapp la noche del domingo recién pasado, a eso de la medianoche.

– Y yo qué hice –aunque tenía más o menos claro qué era lo que había pasado.

– Me contaste el final de Game of Thrones.

– No hice eso…

– ¿No? Copio tu twitt: “@efeortega: «#GOT en nuestro mundo se dice que si no hay cadáver no hay muerto, en westeros si no hay descabezado no hay muerto»”.

– Eso no es un spoiler

– ¿Cómo que no? Dices que alguien muere al final del capítulo.

– Pero no quién. Además, en GOT muere todo el mundo en todos los capítulos.

– Da lo mismo. Qué poca empatía con la gente que no tiene cable y espera la serie cuando la suelten en Internet. O con los que, por la razón que sea, en vez de verlo a las diez de la noche, tenemos que esperar hasta la una.

– Huevón, en ese tuit no dice nada. Además advierto con #GOT, que es el hashtag con el que todo el mundo comenta lo que pasa.

– ¿Te gustaría que te dijera que leí el guión de “Star Wars Episodio 7: El Despertar de la Fuerza” y que sé que Luke no sólo se pasa al lado oscuro, sino que termina vestido como Vader y que la chica del trailer es su hija?

– ¿Me estás hueviando?

– No, en serio lo leí y acabo de cagarte.

– A ver… insisto: no spoileé nada.

– Te siguen como 20 mil tuiteros. Tal vez no spoileaste, pero creaste una bola de nieve y uno veía como te respondían y repetían el nombre de Jon Snow… Y claro, uno suma y concluye y se caga la onda.

¿No es de sentido común que, si sabes que la serie la ve todo el mundo y que ésta vive de los momentos climáticos, Twitter iba a estar lleno de comentarios respecto de la muerte de este personaje?

– Espérame un poco. Una de las gracias de Twitter es que permite a un montón de solitarios ver tele en conjunto, comentando lo que pasa. Tú mismo escribiste de eso en (la revista donde mi amigo escribe). ¿Cierto?

– Cierto.

– Entonces… ¿no es de sentido común que, si sabes que la serie la ve todo el mundo y que ésta vive de los momentos climáticos, Twitter iba a estar lleno de comentarios respecto de la muerte de este personaje? No sólo de usuarios chilenos, sino de todo el mundo. Hasta la cuenta de HBO espoileó a las 23:01 lo del vástago de los Stark. Si uno no quiere que lo spoileen, simplemente evite las redes sociales hasta después de ver el capítulo… O una película. O lo que sea. Háganse cargo y dejen de llorar.

– Puede ser… Igual te cagué con lo de “Episodio 7”. Fue una pequeña venganza.

– No me cagaste nada. Sea verdad o no, da lo mismo. Creo que el spoiler ha hecho un tremendo daño a la ficción popular, y que GOT no es una serie realmente buena porque descansa en ello. O sea, por cada temporada son siete capítulos zzz y tres donde todo depende de la sorpresa. Eso no es narrativa; es matemática. Y convierte a la obra en una pieza más bien mediocre, donde todo lo que importa es el qué pasa y no cómo suceden las cosas. Y así se ha criado toda una generación de falsos fanáticos, a los que lo único que les importa es lo que pasa, ignorando que lo en verdad relevante es la progresión dramática que nos lleva a eso. A la gente no le gusta GOT; le gusta sentirse impactada. Y eso es terrible para el futuro de la narrativa popular en cualquier formato. La alergia al spoiler va a convertir todo en predecible, ya vas a ver.

– Te olvidas del derecho a sorprenderse.

– No, porque hay muchas maneras de sorprenderse. No sólo por lo efectista. En verdad, los miles de llorones que reclamaron porque les arruinaron el capítulo de GOT, nunca les gustó GOT. Lo veían por moda, por comentar la cagada que les había quedado en la vida por lo de la muerte de Snow. O supuesta muerte porque, insisto, no hay cabeza decapitada… Hay giles que ni siquiera ven trailers para no matarse la sorpresa. Eso ya es para ir al psiquiatra. Otros que alegan contra la crítica. Si hoy la crítica cinematográfica está muerta es por culpa de los fans que mandan cartas a medios y arman campañas en Twitter contra tal o cual crítico porque les arruina la sorpresa. ¿Qué es arruinar la sorpresa? ¿Que edad tienen?

– …

– Por eso Hollywood está como está; por culpa de los putos spoilers. ¿Viste “Jurassic World”? Una película donde hay cero emoción porque no importa cómo pasan las cosas, sino que pasen cosas. Puntos de giro cada dos minutos sin necesidad. La muerte de la edad de oro de la nerdcultura será por culpa de los nerd.

– ¿No estarás exagerando?

– No. En 1980, Canal 13 y TVN daban en la tele adelantos del estreno de “El Imperio Contraataca”, donde mostraban la escena del «Yo soy tu padre». ¿Arruinó eso la película? No. Porque lo que en verdad importa en una obra masiva de calidad es el por qué, el cómo y el para qué de su progresión dramática. No el qué. Ahora sigue llorando por los spoilers

– Ok. Lo de “Episodio 7” lo inventé.

– Lo sé, yo bajé en verdad el guión. Y de los dos elementos que cuentas, sólo uno es cierto.

por Francisco Ortega
  • CarlosRiquelme

    Hay reglas de convivencia en internet, una de esas exige que si uno va a publicar material sensible respecto de una obra (un spoiler) simplemente avisa y ya. Pero también exige de uno cierta diligencia o responsabilidad. Básicamente, uno no se expone al spoiler porque cualquier alegato queda invalidado por la propia negligencia.

    Nuestro héroe parte peleando con una hombre-reliquia, un Abe Simpson gritándole a la nube porque le “spoilearon” un episodio, un sujeto que no tiene el mínimo sentido común necesario para evitar la plaza pública cuando sabe que ahí comentarán el episodio que no alcanzó a ver. Ese es su amigo. Bien por ponerlo en su lugar.

    Pero después el héroe se pasa al lado oscuro y comienza a despotricar contra la cultura del spoiler. Reflejando la famosa progresión narrativa, nuestro héroe se ha convertido en villano. Resulta que ahora todo tiempo pasado fue mejor y el futuro es amenazado por el spoiler y sus falsos fanáticos (porque no hay nada mejor y satisfactorio para el ego que ser un fanático de verdad). En el futuro, las series serán más malas y las películas más mediocres.

    Lo preocupante del mensaje es que recurre a la falacia esa que dice que nadie sabe disfrutar la cultura popular como lo hacíamos antes, como lo hacíamos los de verdad. En ese tiempo virginal, fantástico e ideal no nos importaban los spoilers porque en realidad no existían. El entretenimiento masivo de los 80 es mucho mejor que el de ahora porque… ¿a los autores y creadores les importaba la progresión priorizando el viaje y no el destino? El mismo comercial de tvn y el 13 al que hace referencia es la prueba misma de que cuando se trata de generar impacto no es posible preocuparse del viaje, no hay tiempo para tales sutilezas. Es necesario el impacto del destino, de la sorpresa revelada. Y ese comercial perfectamente le puede haber arruinado la película a alguien. La gracia y la diferencia está en que ese alguien no tenía cómo despotricar ni alegar y mucho menos tenía a su disposición la caja de resonancia que es Twitter.

    Mi humilde opinión es que ambos exageran.

    • Alexander Bracho

      De acuerdo. Pero hay un punto que mediar. Antes tampoco existía el fandom unido como el de hoy.Un fandom capaz de cancelar series, o salvarlas. Uno que condena o hypea peliculas sin ser vistas. Y eso es parte de la cultura conectada de hoy. Vivimos en un mundo en donde ser nerd ahora es ser mainstream y al democratizar y expandir los productos culturales, arriba una nueva masa de consumidores que no comparten los mismos códigos de antes. Ellos solo quieren estar a la moda, pero le hacen un daño tremendo a la industria al darle forma a nuevos modelos de programas y mercados.

      Es como la discusión de los DLC en los videojuegos. A los “Gamers” les dan urticaria. Pero siguen vendiéndolos porque siguen comprándolos. Quienes los compran? los “casuales” y ellos llegaron porque el acceso a las consolas se masificó.

      • CarlosRiquelme

        Es cierto que el surgimiento del fandom es un suceso relativamente moderno y, al menos en lo que a cine se refiere, quizás se podría trazar hasta los comienzos del blockbuster, por allá en los años 70. Pero siempre ha habido una nueva masa de consumidores, cada nueva era, con mayor población y una mejor democratización de la cultura ha impulsado a esa nueva masa.

        Mi problema está en asumir que sólo porque quieren estar a la moda le están haciendo un daño a la industria. Después de todo, la industria sigue un modelo anticuado y, como toda institución, se demora en adaptarse a los cambios culturales y sociales. Esta nueva masa de consumidores está cambiando a la industria, la está haciendo suya y la industria a su vez los está adoptando, pero nada de eso significa algo malo per se. Simplemente es. El desafío de cada uno está en agarrarse a una antigua forma de percibir y consumir a la industria o en adaptarse. Es un asunto muy subjetivo y que por lo mismo está muy lejos de establecer que la industria se dirija al despeñadero de la decadencia.

        • Alexander Bracho

          Si, los cambios en la industria no son malos per se. Es una industria, pensar que nos hace un favor es ser ilusos, sin embargo hay que reconocer una baja en la calidad general. Los blockbusters siguen modelos que mientras les den reditos no van a parar, incluso, si eso llega a matar la experiencia. Estamos llenos de franquicias, post convertidos al 3D, grabaciones dinámicas llenas de cortes y en general una moda que transforma al cine (y las series) actual en algo mucho más desechable esteticamente. Y todo alimentados por un publico nuevo. No hablo del fandom organizado del 70, hablo del fandom con acceso a las redes sociales de hace 10 años, que guste o no, tiene a los ejecutivos pendientes.

          Uno que tiene una parrilla programada de estrenos basados en comics hasta el 2020 y en donde el fin de semana en taquilla es dominado por cosas como Pitch Perfect 2 a pesar de el gran éxito de critica que fue Mad Max. Es un escenario no decadente, pero que si muestra en general un público quiere siempre las mismas 3 o 4 hueas. 7 Actividad Paranormal, 7 Rapidos y furiosos, 7 temporadas de The Big Bang Theory son una muestra de eso. Finalmente los fanaticos siempre van a querer más y más. Y como bien dice Ortega, finalmente la formula de GOT es agotadora porque llevan 5 años ocupando el mismo recurso narrativo. Eso es ser flojo. Pero nadie se queja y todos alaban. Ese es el fanático que no cuestiona nada y que van como ovejas a ver lo que tenga un logo de Marvel encima.

          • CarlosRiquelme

            Yo uso la palabra fanático con mucho más cuidado. No son los fanáticos los que hacen de Rápido y Furioso una franquicia tan exitosa, sino el público masivo. Las cintas apelan al gusto masivo, por lo tanto son exitosas. Pero no son los fanáticos. Si la película es mala o no logra conectar no hay fanático que las salve. Es cosa de ver la cantidad recaudada entre la 2da y la 7ma parte.

            Creo que ambos le otorgan demasiado poder al fanático, un poder que en definitiva no tiene ni se merece. Es cierto que éstos han logrado hacer del buzz y el hype conceptos esenciales para todo ejecutivo de cine y tv, pero su poder llega hasta ahí porque cuando se trata de levantar o revivir series los ejecutivos después se dan cuenta que no basta con buzz o hype para mantener un producto al aire. A lo mejor el hype podrá hacer del estreno de una cinta un fin de semana millonario, pero no le dará las piernas necesarias para ser un producto exitoso o masivo. The Big Bang Theory se mantiene porque es masivo y apela a un gran rango etareo, no porque los fans la mantengan arriba. La mayor parte de su público no son fans, sino público así sin más. ¿Qué pasó con Constantine? La revivieron los fans y la volvieron a cancelar porque la serie era mala y no logró nunca superar sus problemas para transformarse en un producto masivo que apelara a un público amplio suficiente como para mantenerla al aire. Y así hay muchos ejemplos.

            La muerte del cine de calidad es un tema recurrente en cada generación y, aunque es digno de estudiar, la evidencia apunta a que no es tan así. Sin ir más lejos, la década de 1990, en pleno auge del CGI, las franquicias y el cine de animación digital, es ampliamente considerada una de las mejores que ha dado la historia y la que le sigue no lo hace nada mal. Y aquí estamos, en la mitad de la década del 2010 y a la par del blockbuster hay cine de primerísima calidad y el 7mo arte no ha muerto, sigue vivito.

            Ahora, respecto del argumento de GoT, ambos están equivocados. No porque sí, claro, sino porque perciben a la serie como un conjunto de cliffhangers que se dejan para el final de la temporada mientras que en los episodios anteriores nada sucede. Ninguno concede que dichos cliffhangers hay que construirlos y no aparecen de la nada. La muerte de un personaje no está ahí porque sí ni para provocar impacto. En eso incluso los los creadores se salvan porque están haciendo la adaptación de un libro y básicamente cada punto en la trama está ahí puesto por el autor de aquel. Podría decirse que es la trampa en la que caen, pero de la que no son enteramente culpables.

            Ignorar lo que sucede en capítulos anteriores porque en los finales hay cosas que impactan es ignorar la estructura general y necesaria de la serie de televisión como se la entiende actualmente. Su objetivo es mantenerte pendiente episodio tras episodio, para eso hay mini ganchos al final de cada uno, y dedicarse a contar una larga historia a través de toda la temporada y para dejarte pendiente de la siguiente hay un gran cliffhanger en el último episodio, ahí donde se cierran (casi) todos los arcos argumentales de los personajes. Y aún a pesar de las distintas temporadas, la serie incluso puede contar una gran historia que las abarque todas y llevarlas a su conclusión natural en el episodio final de la serie.

            Finalmente, GoT es un producto masivo que parece generar reacciones bien personales y viscerales en el público. Y eso está bien, pero de ahí a declarar que llevan 5 años ocupando el mismo recurso narrativo y achacarle el mote de flojera es ignorar que prácticamente todas las series lo utilizan.

          • Alexander Bracho

            The Big Bang Theory se mantiene al aire porque justamente ha
            creado una base de fanáticos inmensa. Y precisamente apunta al hecho de la creación de una nueva audiencia que se fanatiza fácilmente, con algo que esté en boga (como la cultura nerd).

            Es cosa de ver como una serie con un poco mejor gusto como
            Community (y más enfocada a cierto segmento) no resiste el modelo de rating y sin embargo gracias a su comunidad de fanáticos logró ser llevada a la web. Eso habla de dos cosas. Al igual que el caso de Twin Peaks, los fans organizados, pueden levantar y acabar programas. O como por ejemplo el caso de Daredevil, que básicamente hizo que se pusiera en desarrollo una segunda temporada antes de lo
            previsto solo porque a la audiencia le encantó, y en eso, no tiene nada que ver el rating.

            Y lo otro, es que a mayor capitalización y diversificación de
            audiencia, más fácil es transformarlo en un producto con fanáticos (y no audiencia).

            No hay que ser ciego para ver que lo que despierta de un tiempo a esta parte Fast and Furious, no es solo un público masivo, es una gran comunidad que me atrevo a decir, con la muerte de Walker se pudo apreciar plenamente. Claramente es el éxito de algo popular, pero también el éxito de crear y cautivar una audiencia.

            Ciertamente no siempre la fanaticada puede sostener
            algo. Pero si potenciarlo grosamente. Es decir, el estreno de 50 Sombras fue masivo, quemaron toda su fanaticada en un solo fin de semana, recuperaron plata y aseguraron secuela, luego se desinfló. Imagina si además hubiera captado un público
            más heterogéneo.

            Con respecto a la muerte del cine, no me refiero al cine de
            autor, independiente o de calidad, eso siempre existirá. Hablamos de la calidad del cine mainstream. Decir que en los noventa es una de las mejores, no lo sé, el blockbuster desde el 70 que viene evolucionando. Encontraron un nicho en las secuelas, y precisamente nos agotamos de partes 7y 8 de Jason y Freddy. Es evidente el deterioro. Hasta principios del 2000 seguíamos desarrollando y adaptando productos, pero ahora estamos en medio de otro formato.

            Uno que simplemente no crea franquicias originales si no que rebootea, o hace remake, o secueliza hasta el hastío. Nadie dice que eso no se haya hecho antes, pero si hoy más que nunca. Negarlo no implica que no sea cierto.

            No es malo, pero nos va a llevar a un punto de saturación. No
            recuerdo en el 2000 la planificación tan meticulosa de una serie de estrenos basados en adaptaciones. Y los blockbusters de autor como los de Spielberg murieron cuando el mismo fundo Amblin y se retiró de Universal (como colaborador directo, además hace rato Steve no hace nada al nivel de Munich y eso fue hace 10 años).

            Lo de GOT sigo sosteniéndolo. Es una formula. Incluso la
            misma que ocupa la saga de Harry Potter, en todos los libros, alguien muere, y el secreto que los fans buscaban, era precisamente saber quién estiraba la pata. Los creadores perfectamente pueden lavarse las manos diciendo: Nosotros adaptamos. Pero eso no implica llevar un molde de las muertes, inclusive, ellos mismos han modificado elementos de la historia ¿Por qué no evitar el impacto barato?

            The Walking Dead (ya sé, pésimo ejemplo) evitó la muerte de
            Shane durante mucho tiempo y lo transformó en lo único decente de la segunda temporada, siendo que moría rápidamente en el comic. En GOT se ha transformado en sinónimo de saber quién va a morir un final de temporada, y eso ha vuelto a la serie en algo predecible. Claramente todas las series ocupan Cliffhanger,pero no todos, desarrollan arcos igual de similares al momento de terminar sus
            temporadas.

            No veo que estén (o hayan) matando personajes de forma
            recurrente en House of Cards o Breaking Bad, a pesar de que pudieron haberlo hecho. GOT también puede haberlo evitado, pero prefiere seguir su molde, eso no es malo, pero tampoco es original. Saludos :)

    • fierro13

      tambien las peliculas y obras de ficcion cagan por comentarios tan literales respecto a cosas tan retoricas como este articulo.
      Es un hecho que la speliculas de ahora son efectistas mas que tener contenido o ahcer que importe la historia, es cuestion de ver la cartelera.

      • CarlosRiquelme

        Creo que tienes una visión muy idealista del pasado o una muy pesimista de la actual cartelera o tal vez una mezcla de las dos. Películas efectistas siempre han existido, películas destinadas a satisfacer al público masivo también.

  • Marite

    La cosa es simple, si no veo el capitulo en el estreno, o la película, o lo que sea, evito cualquier contacto con redes sociales…regla básica

  • Marite

    Y tambien tengo la esperanza de q jon no haya muerto…en #GOT cualquier cosa puede pasar…dragones, resucitados, sombras asesinas..etc.

  • El Sémola

    Una cosa antes: Sí, con esta necesidad estúpida que tiene la gente de querer compartirlo todo (porque, claro, a todos nos interesa saber cuál es vuestra opinión sobre X o qué estás comiendo o dónde estás, weás básicas, por cierto), alguien medianamente inteligente habría evitado las redes sociales para no comerse un spoiler. Así que la culpa es la del sujeto imprudente que parece que no cacha cómo funciona internet.

    Esto no tiene nada que ver con esa defensa snob sobre el spoiler. Esa separación al parecer ontológica de la diferencia entre el “qué pasa” y “cómo pasa”, es una reducción burda de alguien que, a todas luces, se cree por sobre la mayoría de los espectadores. Tal como
    afirmas, la progresión dramática es lo esencial de toda obra narrativa, pero se te olvida que el giro (twist plot, para los más nerds) muchas veces es una parte sólida e importante dentro de la progresión dramática ¿por qué? Porque de no serlo los autores no harían estos giros y te revelarían al inicio de la obra lo que ocurrirá. En otras palabras, que la gente se sorprenda es una de las cosas que busca el autor al armar su obra. Además, no entiendo eso de que hay gente que ve la serie solo para sorprenderse, como si la sorpresa estuviera separada de esa “progresión dramática” que solo ven los intelectuales bacanes como tú.

    Soy bien ofensivo al comentar, porque de hecho soy de los giles que no ve trailers. Me parece más que sensato wn, si la weá no es ná teatro griego; uno va a ver algo porque no sabe qué mierda pasará: ESO ES NARRATIVA, una progresión lineal de eventos armados de tal manera que se presentan como contenido artístico.

    Mala volá la de tu amigo, pero considero re penca esa posición socrática pa’ justificar algo que no te parece.

    PD: (Espero que’l conchetumare que me reveló el final de El Club de la Pelea muera lentamente de una infección al ojo).

    • Javier Maldonado

      De acuerdo a tu reflexión no tendría sentido volver a ver ninguna película o serie, ni pensar en releer un libro o cómic. ¿Nunca lo has hecho cierto? Después de todo el único sentido es saber QUÉ PASARÁ ¿no?

      • El Sémola

        sí, exactamente eso quise decir. Las mismas palabras, el mismo sentido. Así tal cual.

  • Nube Blanca Kowalsky Rodriguez

    No sé… a mi me pasó entrar al face y lo primero que vi en mi Time Line fue “NO PUEDO CREERLO… PERDIÓ EL UNDERTAKER” y así fue como “bailó bertha” mi experiencia con Wrestlemania… creo que el bato que te reclamó no fue ni la mitad de damnificado por tu supuesto “spoiler”.