las-ventajas-de-un-filme-con-buena-musica

Hace rato que buscaba un pretexto para escribir sobre “The Perks of Being a Wallflower”, pero ahora ya lo tengo: la subieron hace poco a Netflix, por lo que este comentario podría servirle a más de alguien.

Esta película es de ésas que puedes ver una y varias veces, sin aburrirte, sin despegarte de la tele, sin sentir que ya fue suficiente. Es tan entretenida como profunda. Está tan llena de reflexiones interesantes, como de momentos que bien valen su excelente musicalización. Y aquí me detengo un poco: ¡qué soundtrack más maravilloso! Con The Smiths, New Order, Sonic Youth, Cocteau Twins y, por supuesto, David Bowie.

Búsquenla, véanla y aprendan cómo, desde lo simple y trivial, hacer una buena película.

Yendo al argumento del filme, éste se centra en Charlie (Logan Lerman), un joven tímido, marginado y de una personalidad bastante especial, quien –dentro de sus particularidades– suele escribirle cartas a alguien sin identificar, en las que aborda asuntos como la amistad, los conflictos familiares, las primeras citas, el sexo y las drogas.

Su ensimismamiento es tal que la única persona con la que parece tener cierta complicidad, es el Sr. Anderson (Paul Rudd), su profesor de Literatura, quien a mitad de la cinta se manda quizás la mejor frase de los 102 minutos de filme: “We accept the love we think we deserve”. Hasta que entra a primer año de preparatoria, donde conoce y se hace amigo de dos estudiantes de último grado: Patrick (Ezra Miller) y su hermanastra Sam (Emma Watson). Y ahí todo cambia.

Ésta es una película de 2012, dirigida por Stephen Chbosky, quien también es autor de la novela epistolar del mismo nombre y publicada trece años antes, en la que se basa la cinta. A Latinoamérica, llegó con el nombre “Las ventajas de ser invisible”, mientras en España fue bautizada como “Las ventajas de ser un marginado”.

Búsquenla, véanla y aprendan cómo, desde lo simple y trivial, hacer una buena película.

por Daniel Canala-Echevarría
  • Margarita Vallejos

    Me encanta!! Pero me leí el libro antes de verla y se saltan harto contexto

  • James Seppuku

    Es pedazo de soundtrack y de película, me recuerda el sentimiento general de la adolescencia… El otro OST que me gustaba harto en los nineties era el de “Cruel Intentions”.

  • marcela

    pero esa peli esta online hace como 2 años!!!!